Los hitos más destacados

Los orígenes de la empresa
+


En los años 60, el sector siderúrgico se encontraba en plena expansión gracias a las migraciones y el boom de la construcción. Francesc Rubiralta Vilaseca (1939-2010) crea, junto a su hermano Josep Maria, la Compañía Española de Laminación S.A, CELSA, en Castellbisbal.

La compañía empezó su proyecto trabajando con un tren de laminación danés, de segunda mano, para fabricar barras corrugadas para la construcción. Las barras de la compañía ofrecían más prestaciones que las de los competidores españoles gracias a su pequeño diámetro.

El primer horno eléctrico
+


Una década más tarde, en el 1977, fruto de la constante apuesta por la innovación, se inaugura el primer horno eléctrico de fusión en Sant Andreu de la Barca, Barcelona.

A partir de este momento, la compañía deja de transformar productos para terceros y empieza a fabricar acero de forma autónoma, permitiendo aumentar su producción y cuota de mercado.

Un referente nacional
+


Con el paso de los años, CELSA se convierte en un referente nacional del acero. A finales de los 80 y durante la década de los 90 incorporamos tres empresas al grupo: Torras Herrería y Construcciones, Altos Hornos de Cataluña y Nueva Montaña Quijano, la que ahora es la exitosa Global Steel Wire. A estas adquisiciones se suman también otros dos referentes en el sector: Industrias del Besós y Nervacero.

Más tarde, con la misión de diversificar nuestros productos, incorporamos varias trefilerías: Tycsa PSC y Trefilerías Moreda en 1991, y Riviere en 1999.

Internacionalización del Grupo
+


Con la entrada del nuevo milenio se inicia la expansión internacional de la compañía a través de la creación de CELSA Steel UK en Cardiff, Reino Unido, y CELSA Huta en Ostroweic, Polonia. El éxito de ambas operaciones es el factor desencadenante de un proceso globalizador que empieza a coger forma y a consolidarse.

CELSA amplía su proyección internacional con la creación de CELSA Nordic, compuesto por diversas empresas transformadoras ubicadas en distintos países del norte de Europa, y CELSA France, situado en Bayona. Y no sólo eso, un año más tarde, ampliábamos nuestra presencia en el Reino Unido e Irlanda con la adquisición BRC, ROM Group y Express Reinforcements.

Liderando la transformación del acero
+


El desarrollo sostenible y la excelencia en la gestión ambiental son dos pilares fundamentales para el Grupo. A través de una dinámica de trabajo sostenible basada en técnicas de reciclaje innovadoras y eficientes, CELSA Group™ se ha convertido en un referente de la economía circular.

El acero afronta nuevos retos y con ello nuevas oportunidades. En nuestra apuesta por liderar la transformación del acero y la industria 4.0, seguimos progresando en materia de digitalización de la cadena de suministro para mantener la excelencia en el proceso de planificación de las ventas y las operaciones, también en servicios de “lean construction” para ayudar a nuestros clientes a ser más eficientes y sostenibles.

Historia de CELSA Group™

CELSA tiene su origen en el año 1967 en Castellbisbal (Barcelona) con la puesta en marcha de su primer tren de laminación. Diez años más tarde, y como punto de inflexión, la compañía inauguraba el primer horno eléctrico, hecho que permitiría una mayor competitividad.
A finales de los 80 y durante la década de los 90, CELSA comenzó a asentarse como un referente nacional con las adquisiciones de THC, Siderúrgica Besós, GSW o Nervacero. Y no sólo eso, se convertiría en uno de los Grupos más diversificados con la integración de dos importantes trefilerías españolas: Tycsa PSC y Trefilerías Moreda en 1991 y Riviere en 1999.

Otro punto de inflexión para la compañía fue en 2003 con su primer paso a la internacionalización. A lo largo de ese año, CELSA Group™ adquiere CELSA Steel UK en el Reino Unido y CELSA Huta Ostrowiec, en Polonia.

El éxito de ambas adquisiciones motivó a seguir con el proceso globalizador y las siguientes se produjeron en el 2006 con CELSA Nordic en el 2007 o con CELSA France y CELSA Atlantic.

En 2008 CELSA Group™ amplía su presencia en el Reino Unido e Irlanda incorporando a BRC, ROM Group y Express Reinforcements.
Siguiendo la línea de expansión y diversificación, en 2014 CELSA Group™ adquiere Tammet Oy Mesh en Finlandia, una operación que permite ofrecer un servicio más flexible y una gama de productos más completa en la región.

Mientras que, en su decidida apuesta por la economía circular y el desarrollo sostenible, CELSA invierte en dos nuevos puntos de reciclaje en el País Vasco y Valencia. Estas nuevas incorporaciones permiten convertir el Grupo en uno de los mayores recuperadores de chatarra férrica de España con 13 puntos distribuidos estratégicamente. Asimismo, el Grupo realiza el lanzamiento de Global Bright Bars, una nueva división dedicada exclusivamente a la producción de barras calibradas de alta calidad para la industria de la automoción.

Otro de los puntos de inflexión para el Grupo es la creación de CELSA Steel Services Spain en el año 2014, donde se ofrece a los clientes las más avanzadas optimizaciones y soluciones para el armado del hormigón combinando propuestas de diseño, manipulación de producto, servicios y soporte digital.

CELSA Group™ cumple 50 años

Todos estos años de perseverancia y entusiasmo han hecho de CELSA uno de los grupos siderúrgicos más importantes de Europa. Con más de 9.657 personas en sus compañías, alrededor de 120 centros de trabajo repartidos por todo el mundo, más de 10 lenguas habladas, 8 millones de toneladas de chatarra recicladas al año y varias cátedras universitarias, el Grupo se ha convertido en un referente del acero.

En estos 50 años de historia, CELSA Group™ se ha convertido en un lugar idóneo donde la innovación y la formación son fundamentales y la pasión por el acero es compartida por todos.

“Está en el ADN de nuestro Grupo trabajar duro y con pasión para innovar cada día buscando nuevas ideas que nos permitan anticiparnos al mercado y superar las expectativas de nuestros clientes”.

Francisco Rubiralta Vilaseca, fundador de CELSA Group™ (1939 – 2010)

La palabra imposible no figuraba en el diccionario de Francisco Rubiralta Vilaseca. Allí donde los demás veían límites y retos inalcanzables él encontraba oportunidades. Amaba lo que hacía y disfrutaba compartiéndolo con los demás. Una de sus mayores satisfacciones era ver crecer profesionalmente a las personas que le rodeaban. Buscaba la perfección en todo lo que hacía y tenía la virtud de transmitir su entusiasmo a los demás. Gran defensor de la formación continua, no dejó nunca de ampliar sus conocimientos a lo largo de toda su carrera profesional, consciente de que esta era la mejor forma de alcanzar la excelencia empresarial.

Espiritu Celsa - Celsa Group