Media

Notas de prensa

< VOLVER

Global Steel Climate Council publica una norma mundial para medir e informar sobre las emisiones de carbono

 

  • La coalición espera recibir feedback a su propuesta de protocolo sobre la creación de un estándar único de acero bajo en carbono (The Steel Climate Standard).
  • CELSA Group, primer productor de acero circular y bajas emisiones en Europa y miembro fundador del GSCC, ya ha puesto en marcha un protocolo pionero en Europa para la certificación y trazabilidad del acero producido de forma circular y sostenible.

 

Barcelona, 26 de abril de 2023.- El Global Steel Climate Council (GSCC) ha publicado hoy un borrador de estándar global para medir e informar sobre las emisiones de carbono del acero (The Steel Climate Standard). La norma se centra en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la industria siderúrgica mundial con un plan de acción con base científica para reducir las emisiones en línea con el objetivo del Acuerdo Climático de París de reducir el calentamiento global y que no supere los 1,5 ºC. La norma ofrece un protocolo único, independientemente de la tecnología de fabricación del acero, que se aplicaría a todos los productores por igual a escala mundial y que permita a los clientes del acero conocer y comparar las emisiones reales de carbono asociadas a los productos siderúrgicos.

Al publicar este standard mundial, la GSCC invita a las organizaciones interesadas a revisar The Steel Climate Standard y a enviar sus comentarios antes del 17 de mayo de 2023. El texto completo del documento y las directrices para enviar comentarios pueden consultarse en: https://globalsteelclimatecouncil.org.

Como explica el Head of Public Affairs de CELSA Group y miembro de la Junta Directiva del GSCC, Franc Cardona, «el acero también contribuirá a la transición hacia una economía más sostenible con la producción de vehículos eléctricos, turbinas eólicas, paneles solares y otros productos de tecnología limpia. La norma del GSCC ofrece un futuro claro para el acero en una economía descarbonizada y tiene como objetivo lograr las emisiones globales más bajas del sector para 2050», afirmó.

Las empresas siderúrgicas y las asociaciones de todo el mundo se han unido para desarrollar un estándar que permitirá a nuestra industria reducir las emisiones de carbono y fomentar las inversiones en tecnología de bajas emisiones como parte del esfuerzo global para descarbonizar, según afirma Greg Murphy, vicepresidente ejecutivo de Nucor Corporation y presidente del GSCC.
«El acero es esencial para el funcionamiento de las economías mundiales, incluidas las infraestructuras de energía limpia. El Estándar Climático del Acero es un punto de referencia sencillo y comprensible para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de nuestra industria y proporciona un medio transparente para que los responsables tomen decisiones informadas», añade Jeff Hansen, vicepresidente de Sostenibilidad Medioambiental de Steel Dynamics, y miembro de la Junta del GSCC.

 

Producción circular y de bajas emisiones única en España y puntera en Europa

El tren de perfiles estructurales ha sido recientemente ampliado para producir vigas del tipo H600, una de las más grandes del mercado. Este material permite realizar estructuras de gran longitud para grandes naves industriales y obra civil de grandes dimensiones como puentes y vías elevadas. CELSA Group incrementa su competitividad con esta instalación y reafirma su liderazgo en producción de acero de bajas emisiones con la apertura de nuevos mercados en España y en el resto de Europa. Hasta ahora este tipo de perfiles de gran longitudno se fabricaban en España y debían importarse.

Además, el modelo de producción sostenible y de bajas emisiones de CELSA Group, que fabrica acero a partir de chatarra férrica en hornos eléctricos, permite la producción de forma puntera de estos perfiles en Europa, ya que reduce las emisiones de CO2, frente a los sistemas tradicionales de producción de acero producido en altos hornos que utilizan el carbón como fuente de energía y utilizan mineral de hierro como materia prima.

«Con la finalización de nuestro nuevo tren de perfiles estructurales, CELSA Group proveerá a la industria europea de vigas de gran longitud de acero de bajas emisiones que nuestros clientes requieren para reducir su huella de carbono, ha explicado el CEO de la compañía, Francesc Rubiralta, quien ha remarcado que «esto es posible gracias a la compra de el acero sostenible, reciclable, circular y duradero de CELSA Group”.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès i Garcia, ha asegurado esta tarde que «en el Gobierno estamos plenamente comprometidos con todo el sector industrial de nuestro país» y, por este motivo, «nos hemos propuesto fortalecer y ampliar el peso industrial de la economía del país, e incentivar la reindustrialización de Cataluña para convertirse en una de las economías más industriales de Europa».

La inversión realizada por CELSA Group en el tren de perfiles estructurales y del que hoy se ha inaugurado el sistema de enfriamiento que lo completa, ha sido de 35 millones de euros y ha contado con financiación del Ministerio de Industria.

 
Una norma única que impida el Greenwashing

La GSCC es una de las organizaciones empresariales que abogan por una norma mundial. Actualmente los fabricantes de acero de altas emisiones respaldan la existencia de un estándar de escala variable que establecería límites máximos de estándares de emisión de gases de efecto invernadero hasta nueve veces más altos para los productos extractivos frente a los reciclados, penalizando a los productores de hornos de arco eléctrico (EAF) y permitiendo que el acero de mayor emisión sea etiquetado erróneamente como «verde». Mediante una escala variable, dos productos de acero podrían clasificarse como igualmente «verdes», a pesar de que uno se produjo creando varias veces más emisiones de carbono que el otro.

«Crear una doble norma permitiría dar prioridad al acero con altas emisiones de carbono frente al acero con menos carbono. Esto es una forma de greenwashing que desincentiva la innovación y permite a los fabricantes de acero con alto contenido de carbono posponer la realización de cambios en su proceso de producción», explica Phil Bell, presidente de la Asociación de Fabricantes de Acero de EEUU.

La norma propuesta por la GSCC consta de dos componentes principales: (1) criterios de certificación de productos que permiten a los clientes saber si el acero que compran está en la senda para alcanzar los objetivos del Acuerdo Climático de París; y (2) un marco de fijación de objetivos a nivel corporativo, con base científica, basado en una senda de 1,5 grados. La norma GSCC mediría todos los contaminantes clave de GEI de las emisiones de Alcance 1, 2 y 3. Los productores tendrían que informar de una verificación independiente de los resultados. Los productores tendrían que notificar una verificación independiente de sus emisiones y objetivos de reducción. Los objetivos de intensidad de producto de la norma GSCC para la industria siderúrgica se basan en el presupuesto de carbono de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) para el sector siderúrgico, que está alineado con el escenario de 1,5 ºC de emisiones netas cero para 2050.

CELSA Group, primer productor de acero circular y bajas emisiones de Europa y único miembro europeo del GSCC, ya ha puesto en marcha un programa pionero en Europa para ofrecer la certificación y trazabilidad del acero a sus clientes.

 

Sobre Global Steel Climate Council

El GSCC es una organización sin ánimo de lucro creada para liderar el esfuerzo por reducir las emisiones de carbono del sector del acero y fomentar las inversiones en tecnología de menores emisiones como parte del objetivo global por descarbonizar la economía y la sociedad. Los miembros del GSCC son fabricantes de acero, asociaciones y otras organizaciones de la cadena de suministro del acero con presencia en 79 países de todo el mundo.

 

Sobre CELSA Group

CELSA Group es el primer productor europeo de acero circular bajo en emisiones que cuenta con la cadena de suministro circular más grande de Europa. Recicla chatarra férrica para producir acero en hornos de arco eléctrico, usando la tecnología más sostenible y la más eficiente ambiental y energéticamente.

La compañía está formada por 6 grupos empresariales y cuenta con 120 centros de trabajo, 7 acerías, 11 trenes de laminación y 45 plantas de reciclaje, además de empresas de transformación y distribución, que permiten generar empleo directo, indirecto e inducido a más de 70.000 profesionales. Está presente en España, Francia, Reino Unido, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Polonia, Suecia e Irlanda.

El grupo trabaja para dar solución a los mayores riesgos sistémicos del planeta: el agotamiento de los recursos y la lucha contra el cambio climático. Para ello se ha marcado como objetivos reducir sus emisiones de CO2 en un 50% en y alcanzar el 98% de circularidad en el año 2030 y completar su circularidad y ser empresa Net Positive en el 2050.

 

Más información:
Laura Sabaté
Tel. +34 616 95 20 66
l.sabate@romanrm.com